PORTADORES DE LUZ LIBRO ADVENTISTA PDF

Numerous and frequently-updated resource results are available from this WorldCat. Please choose whether or not you want other users to be able to see on your profile that this library is a favorite of yours. Finding libraries that hold this item You may have already requested this item.

Author:Vocage Akinok
Country:Greece
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):18 January 2008
Pages:393
PDF File Size:2.27 Mb
ePub File Size:9.72 Mb
ISBN:968-9-73634-816-5
Downloads:7513
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Negore



A lo largo de las dcadas transcurridas, este "pequeo rebao" creci hasta transformarse en una confesin mundial de unos 17 millones de miembros que administra iglesias, escuelas, hospitales, casas publicadoras y otras instituciones. Portadores de luz narra la historia fascinante de cmo sucedi todo esto. Portadores de luz es la edicin revisada y actualizada de una obra anterior, Light Bearers to the Remnant [Portadores de luz al remanente], publicada primeramente en En ese libro, el au tor, Richard W.

Schwarz, traz hbilmente la historia de la iglesia hasta la dcada de A pedido del Departamento de Educa cin de la Asociacin General, Floyd Greenleaf, por muchos aos profesor de Historia en la Southern Adventist University, ha ac tualizado el libro, a fin de referirse a los progresos ocurridos en el mundo del adventismo desde que se publicara la edicin anterior. El resultado es una historia contempornea, cuidadosamente in vestigada, de la Iglesia Adventista del Sptimo Da, que preserva el relato cautivador del sacrificio y la consagracin de adventistas notables que entreteji el Dr.

Schwarz en su narracin, al mismo tiempo que describe cambios recientes en la manera en que estos tiempos y eventos de las postrimeras del siglo X X se enraizaban en la experiencia confesional anterior.

El Dr. Greenleaf muestra cmo la continuidad a pesar del cambio, la unidad en la diversidad y la singularidad de propsito en medio de un mbito en actividad en expansin se han combinado para producir un mundo adventista que los pioneros jams podran haber imaginado.

Aunque diseado bsicamente como un libro de texto para los colegios, esta obra atraer poderosamente al lector corriente que procura conocer mejor a la Iglesia Adventista. Direccin: Aldo D. Itin y Tulio N. Miami, FL , EE. Asociacin Casa Editora Sudamericana Av. Es propiedad. Queda hecho el depsito que marca la ley Schwarz, Richard W. Iglesia A dventista. Greenleaf, Floyd II.

Aldo D. O rrego, dir. Itin, Rolando A trad. Tulio N. Peverini, trad. CDD Se term ino de Im prim ir el 20 de diciembre de , en talleres propios Av. Prefacio de la primera edicin Prefacio de la edicin revisada. Captulo 35 Discusiones y disidencias doctrinales. Cuando Edward Gibbon comenz su indagacin imparcial pero racional acerca del progreso y el establecimiento del cristianismo, plante la pregunta acerca de cmo poda explicarse su notable victoria sobre los sistemas religiosos predominantes de sus das.

Irnicamente, Gibbon rindi una reverencia burlona a la respuesta obvia pero satisfactoria de que esto se deba a la evidencia convincente de la doctrina misma, y la providencia regidora de su gran Autor Decline and Fall ofth e Romn Empire, t.

Luego seguan ms de cincuenta pginas dedicadas a explicar el surgimiento de la iglesia cristiana exclusivamente a la luz de las corrientes sociales, intelectuales y polticas del primer siglo despus de Cristo.

A pesar de su orientacin escptica, Gibbon tena algo de razn. Parece ms fcil para los historiadores explicar el pasado sobre la base de eventos tangibles: la interaccin entre los hombres, las instituciones, las fuerzas econmicas, los grupos sociales, y aun el clima intelectual, que descubrir detrs, encima y entre la trama y la urdimbre de los intereses, las pasiones y el poder de los hombres, los agentes del Ser misericordioso, que ejecutan silenciosa y pacientemente los consejos de la voluntad de Dios E.

Formado para ser crtico, para preferir varios testigos oculares y documentos producidos por observadores competentes e imparciales acerca de un acontecimiento, el historiador procura alcanzar la certeza acerca del pasado en trminos de cosas que l conoce, cosas que se pueden ver, or y leer.

El puede tener confianza, como la tuvo el antiguo profeta Daniel, en que el Dios del cielo muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes Dan. El historiador puede estar seguro, al igual que Nabucodonosor, de que el Altsimo hace segn su voluntad en el ejrcito del cielo, y en los habitantes de la tierra Dan.

Pero introducir a este Dios todopoderoso en su interpretacin de los eventos del pasado demanda un acto de fe en el Invisible y aparentemente Intangible que va en contra de su preparacin como historiador.

Con frecuencia es ms cmodo seguir el razonamiento de Gibbon y desarrollar una explicacin del pasado en trminos de la voluntad y las proezas de los hombres Confrontado con ese dilema, el historiador adventista debe reconocer con franque za que l no es solo un historiador, sino tambin un cristiano adventista del sptimo da. Al acercarse al pasado y, especficamente, al pasado de su propia iglesia, lo hace en ese papel doble; y encuentra que no siempre es fcil mantener separados ambos roles.

Encontrar muchas cosas que sern fciles de explicar en trminos de pasiones humanas, fuerzas sociales y percepciones psicolgicas. Sin embargo, tambin debe ser consciente de que sus creencias teolgicas tien su seleccin e interpretacin de los hechos.

En esencia, estas creencias le proporcionan las gafas a travs de las cuales considera el pasado. En la interpretacin que sigue de los orgenes, el desarrollo y la difusin de la Iglesia Adventista del Sptimo Da, se ha hecho un esfuerzo consciente para seguir el famoso precepto de Leopold von Ranke de contarlo como realmente ocurri. Sin embargo, se reconoce en forma constante que, para hacerlo, se necesitaran muchas ms informaciones y percepciones que las que se encuentran disponibles.

Al mismo tiempo, el autor ha tratado de escuchar la advertencia de un destacado historiador eclesistico europeo: Los hombres estn tan enamorados de sus propias opiniones, escribi Fra Paolo Sarpi, que se convencen a s mismos de que Dios los favorece tanto como se favorecen ellos a s mismos citado en P. Burke, ed. Aunque se intenta describir el surgimiento y el desarrollo de los adventistas tan exactamente como sea posible, este informe tambin procura evitar una interpretacin dogmtica de los eventos que ocurrieron porque Dios lo orden as.

Esto no debe tomarse como que significa que no existen machos aspectos de la historia adventista que solo pueden comprenderse completamente a la luz del gran conflicto entre Cris to y Satans, que todava sigue en todo su apogeo. Para el historiador adventista, la existencia de ese conflicto proporciona la clave para una verdadera comprensin de toda la historia, incluyendo la de su propia iglesia.

Se desafa al estudiante a recordar permanentemente este conflicto y, de este modo, a obtener sus propias percepciones de la forma en que Dios ha dirigido nuestra historia pasada. Richard W. Este crecimiento ha ocurrido principalmente en lo que se est llamando el Tercer Mundo, el mundo en desarrollo, o el trmino ms reciente, el mundo de los dos tercios, descripciones que no son precisamente equiva lentes, pero se aproximan entre s.

Durante los aos de este crecimiento, se realizaron cuatro sesiones de la Asociacin General y tres hombres diferentes fueron elegidos como presidentes de la organizacin. Los adventistas han revolucionado su concep- tualizacin de los procesos de las misiones y reorganizaron el sistema representativo de su gobierno; los lderes de la Asociacin General se mudaron a un nuevo edificio para las oficinas mundiales.

La iglesia tambin pas por algunos de los desafos ms serios a su doctrina y a la autoridad. Al mismo tiempo, ha enfrentado problemas sociales que parecan tan remotos en como para ser altamente improbables. Esta edicin revisada procura describir a la Iglesia Adventista como una organi zacin verdaderamente global, al narrar su crecimiento y comentar los cambios que ese crecimiento cre.

Como la iglesia lleg a ser una entidad mundial, ya no puede tratar los problemas como si fueran bsicamente estadounidenses.

Hoy han llegado a ser problemas mundiales. Ms que nunca, los adventistas se dan cuenta de que, aunque su iglesia surgi en Amrica del Norte, su crecimiento ha producido un cuerpo inter nacional: un proceso que ha demandado cambios en la manera de dirigir la iglesia, y un aprecio por el impacto de su carcter cosmopolita sobre la fe y la prctica.

Estos cambios han originado un segundo tema subyacente: el de la naturaleza de los desafos que el adventismo experiment con respecto a sus doctrinas y su autoridad. A medida que la iglesia creca, gran parte de su actividad y muchos de sus progra mas llegaron a ser ms sofisticados. Las luchas sobre la fe, la prctica y la autoridad que afectaron a gran parte del mundo adventista durante el ltimo cuarto del siglo XX surgieron no solo por las preguntas que quedaron de pocas anteriores, sino tambin por una generacin bien educada y filosficamente inquisitiva, que quera comprender la identidad de la iglesia en el contexto de un ambiente muy distanciado del que exista en el siglo XIX y su secuela.

En esta revisin, aparece un tercer tema. A pesar de los cambios, la Iglesia Ad ventista ha conservado una continuidad notable desde sus orgenes en el movimiento millerita. Los adventistas sostienen firmemente todava la conviccin de que su mensaje est slidamente fundado sobre cimientos bblicos, y que estn cumpliendo una comisin divina de llevar este evangelio a un mundo que perece. El adventismo a fines del siglo XX retiene la urgencia apocalptica de ligada a la sensibilidad pastoral de lo que necesita un mundo torturado.

En esta revisin, se mantienen muchas semejanzas con la primera edicin, pero los lectores de este libro pronto notarn las diferencias. El cambio ms obvio es el formato. Esta edicin revisada consta de cuatro partes. Las primeras tres son tanto cronolgicas como temticas, pero la cuarta es totalmente temtica: un panorama abarcador de la Iglesia Adventista.

Este formato modificado representa varios as pectos de la revisin: la actualizacin de algunos captulos, el agregado de captulos nuevos y una redistribucin de parte del material a fin de que refleje mejor a la Iglesia Adventista al final del siglo XX, en comparacin con mediados de la dcada de He hecho pocos cambios en los captulos 1 al 15 de la primera edicin.

Comenzando con el captulo 16 de la primera edicin, he revisado los captulos condensndolos con el fin de dar lugar a material nuevo. Los captulos 16 hasta el 26 de la primera edicin han llegado a ser los captulos 16 al 23 en el libro revisado, y parte del material del captulo 24 fue reasignado a la Parte IV. Los cambios ms serios comienzan con el captulo 24 de la primera edicin y siguen en los captulos 27 al Los captulos 29 y siguientes de la primera edicin recibieron atencin cuidadosa porque all se analizaban temas que todava son perti nentes para la iglesia.

En su forma actualizada, estos captulos constituyen el grueso de la Parte III. Esta seccin tambin incluye cuatro captulos nuevos: 28, 31, 32 y Aproximadamente la mitad del material en los captulos revisados de la Parte III es nueva; la otra mitad ha sido condensada de su forma original.

Los captulos 37 y 38 de la primera edicin son una declaracin final reemplazada por la Parte IV del libro revisado. Prepar esta ltima seccin combinando material de los captulos 24, 27 y 28 de la primera edicin, y aadindole ms material para producir dos captulos nuevos, el 36 y el 37 de la versin revisada. Una de las dificultades ms serias que encontr fue la de manejar los aconteci mientos que se suceden con gran rapidez en la iglesia, especialmente al describir el crecimiento en feligresa y en instituciones, y la transmisin por satlite.

Algunos de los datos ya eran anticuados aun antes de publicarlos. Tambin, en cuanto a las discusiones teolgicas en la iglesia, algunos libros aparecieron demasiado tarde para comentarlos. Mis revisiones disminuyen despus de , aunque se hacen referencias u algunos eventos, publicaciones y personalidades hasta La diversidad literaria del material pertinente al cual me refer vara, desde problemas en los que se analizan argumentos perennes entre la ciencia y la Biblia, a la discusin minuciosa de la teologa y el debate sobre la naturaleza de la Inspiracin, hasta la lec tura liviana de relatos de misioneros.

El pensamiento adventista se aliment con todos estos temas, as como con otros ms, y de ese modo la literatura adventista lleg a ser el foro en el que ocurrieron las discusiones del siglo XX acerca de la posicin cntrica del adventismo. Creo que ninguno puede entender el adventismo en los umbrales del siglo XXI sin primero comprender la mentalidad adventista, por lo cual esta literatura adquiere tanta importancia. Vale la pena repetir que la globalizacin del adventismo por un lado, y sus conflictos y xitos internos por el otro, estn mezclados de modo inextricable, tal vez de maneras que recin estamos comenzando a discernir.

Muchas personas merecen mi agradecimiento por la ayuda tcnica y el apoyo que me dieron. Mi primera palabra de gratitud vaya a Humberto Rasi, director del Departamento de Educacin de la Asociacin General, quien me plante la idea de este proyecto, y me guio todo el tiempo con sabios consejos, especialmente en mo mentos cruciales. Su secretaria, Silvia Sicalo, siempre estuvo dispuesta a aadir algo a mi siempre creciente lista de pedidos, a pesar de su horario atareado.

John Fowler, tambin del departamento de Educacin de la Asociacin General, y Russell Holt, de la Pacific Press, me proporcionaron valiosos comentarios y sugerencias. Durante una prolongada sesin nocturna de la Asociacin de Historiadores Ad ventistas celebrada en Portland, Oregon, en abril de , mis colegas expresaron confianza y estmulo, e hicieron numerosas sugerencias muy tiles. Gary Land, jefe del Departamento de Historia de la Universidad Andrews, y Richard Osborn, vicepresidente para la Educacin de la Divisin Norteamericana, merecen gratitud especial por su cuidadosa atencin a mi manuscrito y por sus incisivos comentarios.

Muchas conversaciones fueron la fuente de impresiones e ideas que finalmente se incorporaron a la revisin.

ACCION E IDEOLOGIA MARTIN BARO PDF

Portadores de Luz.pdf

.

CARALLUMA UMBELLATA PDF

James L. McElhany

.

Related Articles